domingo, 14 de febrero de 2010

¿Cum tabula rasa?


Ordenar, recoger, guardar, tirar, reutilizar, limpiar…

Al principio quería tirarlo todo. Quedarme en blanco. Volver a empezar. Pero mis objetos son también mi historia, mi gente… Objetos que he acumulado, regalos de personas que han pasado por mi vida. No es tan fácil seleccionar. No es tan fácil empezar de cero. Siempre serás tú y todo lo que llevas dentro.

Tiro lo que no sirve, lo que no me gusta, lo que ya no significa nada para mi. Lo que es importante se queda, aunque quizá en un lugar diferente.


Digo tirar, pero no se tira nada. En todo caso se regala. Es decir, se cambia de lugar.

Necesito poner orden para poder seguir adelante. Orden en mi cuarto y orden en mi mente. Necesito poner orden para crear nuevos espacios. Más vacios, más luminosos, más diáfanos.

Un poco de luz y un poco de verde. Y blanco y azul…

¿Y los libros? Los saco de la estantería, los limpio, los miro, los recuerdo. Los ordeno, con una clasificación que es sólo mía, que sólo yo puedo comprender. Tantos libros, tantos, y tan pocos que rescataría… Algunos los descarto del todo. Pasarán a otras manos, formarán parte de otras mentes.

Miro los objetos estáticos. Los escogidos, los que han encontrado su lugar. Sé que dentro de poco volverán a estar desordenados.

Sin remedio.

Vivir en el caos.

Volver a empezar.



Buddy Guy – Hard Time Killing Floor



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada